Calle Pablo Bermúdez 177 interior 208, Santa Beatriz957 065 470 / (01) 340 6823 / 977 178 777atencion@kalmaperu.org

Trastorno Límite de Personalidad

Especialidades Clínicas

Mejorando la calidad de vida de las personas desde el 2013.

En convenio con la Fundación Thomson Reuters y la Universidad del Pacífico.
timido

Con voluntad y convicción en lo que hacemos

El trastorno límite de la personalidad (TLP), se caracteriza por poseer un patrón general de inestabilidad en las relaciones interpersonales, las cuales pueden ser cambiantes desde idealizar a la otra persona hasta devaluarla de un momento a otro.

Asimismo, existe una imagen de uno mismo distorsionada; puesto que se experimenta temores intensos a ser abandonados, o ira al momento de separarse de una persona por un tiempo limitado.

Por ello, se realizan frenéticos esfuerzos para evitar el abandono, lo cual puede conllevar a realizar actos impulsivos. Asimismo, como resultado los intereses y valores pueden cambiar rápidamente, además se tiende a ver las situaciones cotidianas en términos extremos a manera de llamar la atención.

Causas

La causa del trastorno límite de la personalidad (TLP) se desconoce. Se cree se relaciona con factores genéticos, familiares y sociales.

Los factores de riesgo para el TLP incluyen:

  • Abandono en la niñez o en la adolescencia
  • Vida familiar disociada
  • Comunicación deficiente en la familia
  • Abuso sexual, físico o emocional

El TLP tiende a ocurrir más a menudo en las mujeres y entre pacientes psiquiátricos hospitalizados.

Síntomas

Algunos síntomas según el DSM V son los siguientes:

  • Esfuerzos desesperados para evitar el desamparo real o imaginado
  • Patrón de relaciones interpersonales inconstantes e intensas con alternancia entre la idealización y la devaluación.
  • Alteración de la identidad: inestabilidad intensa y persistente de la autoimagen y del sentido del yo.
  • Alteración del sentido de identidad con una imagen inestable de uno mismo y acusada.
  • Impulsividad en al menos dos áreas, que es potencialmente dañina para sí mismo (ejemplo: gastos, sexo, abuso de sustancias, conducción temeraria, atracones de comida.
  • Comportamientos, intentos o amenazas suicidas recurrentes, o comportamiento de automutilación.
  • Ira inapropiada o dificultad para poder controlarla
  • Crisis repetitivas y actos de lesionarse, como hacerse cortes en las muñecas o tomar sobredosis de medicamentos entre otros.
  • Es importante señalar que hasta cierto punto dichos síntomas pueden ser parte de las características de cualquier persona; sobretodo, en la adolescencia. En cambio, en persona con TLP dichas características tienen que ser de larga duración (años), persistentes e intensas para poder ser diagnosticado con este tipo de trastorno.
  • Posibles complicaciones: Las personas con TLP presentan algunas conductas de riesgo o dificultades en sus relaciones cotidianas como:
  • Depresión
  • Drogadicción
  • Problemas con el trabajo, la familia y las relaciones sociales
  • Intentos de suicidio o suicidio

Tratamiento

La psicoterapia individual puede tratar eficazmente este tipo de trastorno. Además, si la psicóloga especialista determinará derivarlo al departamento psiquiátrico para que lleve el tratamiento conjuntamente con la prescripción de medicamentos, ya que en la mayoría de los casos pueden mejorar los altibajos en el estado de ánimo y tratar la depresión u otros trastornos que se pueden presentar con esta problemática.

Fuente: medlineplus.gov

RECOMENDACIÓN

Tengamos en cuenta lo siguiente:

Tomando las referencias de la Organización Mundial de la Salud, en temas de Salud Mental, primero es ir al psicólogo y según su perspectiva, este lo derivará al psiquiatra. No se deje engañar por instituciones o médicos que le orienten a seguir solamente un tratamiento psiquiátrico. Puede ser perjudicial.